lunes, 27 de julio de 2009

A MI NO ME GUSTA QUE ME.......
















Esta expresión la uso casi a diario, y en lugar del punto suspensivo va una palabra fea, de uso diario y popular en mi país, la cual empieza son la letra j.

¿Por qué uso tanto esa expresión? Sencillo: siempre trato de importunar al prójimo lo menos posible; nunca me aparezco de visitas sin avisar; jamás llamo en horas que sé no se me puede atender; trato de no poner a mis amigos en aprietos pidiéndoles cosas comprometedoras; entonces, no entiendo, por qué me pasa esto a mí.

Estoy plenamente de acuerdo con mi marido, cuando él dice que yo soy la culpable, por ¨sabrosa¨, significando con esto, que siempre le estoy sonriendo a la gente.

Sólo tengo yo que estar relajada, durmiendo, para que aparezca una vecina pidiéndome una extensión eléctrica prestada; una manguerita para poner la bomba de agua; un poquito de agua para prepararle la leche a la niña; periódicos para usarlos en el taller de ebanistería; un chin de cebolla; un poquito de habichuela guisada; etc., etc., etc.,¡ETCETERA!. Las cosas que piden van desde las más simples hasta las más insólitas.

La puerta de mi casa tiene una tranca de hierro que suena durísimo, ya se imaginan ustedes. Si les soy sincera, aunque son personas de mi agrado, difícilmente yo acuda a esos llamados de buena gana; por fuera estoy con una sonrisa congelada y por dentro repitiendo como si fuera un libreto aprendido: ¡A MI NO ME GUSTA QUE ME J----!

1 comentario:

Cyd dijo...

Me identifico con este tema, cuando vivía en barrio padecí cosas parecidas.

Decidí publicar un parrafito tuyo en el espacio BJ. Saldrá publicado mañana a partir de las 4pm. Avisame si esto causaría algun inconveniente.

SUERTE DE CHAPEADORAS

Definitivamente, solo hay que estar vivos para que nuestros oídos se mantengan ejercitados, aunque digamos que no vamos a prestar atenci...