miércoles, 20 de octubre de 2010

LA NIÑA BB



Es sumamente joven, es medio cascarrabias, le canta las verdades a cualquiera en el momento que sea, pero tiene el corazón más blando que un pan mojado.

No es muy buena para dar consuelo, ni apoyar en la tristeza, pues desde que le cuentan algo triste, inmediatamente su cara se nubla y sus largas y hermosas pestañas se cierran para dar paso a dos lagrimones.

El cariño que siento por ella es tan grande que muchas veces cuando ha hecho algunos de sus berrinches, han venido a darme la querella.

Todo lo negativo que pueda tener se borra cuando ella ora al señor, lo hace con una fe tan grande que logra transformaciones.

Últimamente, siento que el cariño que he ganado con ella, lo estoy perdiendo, algo se ha interpuesto entre nosotras , parece una enajenada mental, a pesar de estar sentada siempre frente a mí, para que me oiga y me vea, luego de hacer todas las señas y moriquetas del mundo, tengo que dar un golpe en el escritorio y saltar al estilo Tarzán, para que de este modo pueda alzar sus ojos, quitarse los audífonos, despegar los dedos de su blackberry y preguntarme qué me pasa, como si nunca me hubiera visto.

Tiene que pasar algo que impida que nuestra gente joven siga convirtiéndose en bbadictos, de continuar así, dentro de cierto tiempo tendremos jóvenes que han sufrido una regresión tan grande que hasta se les ha olvidado lo importante que es el contacto humano y que en cierta forma la tecnología nos está alejando cada vez…hace un tiempo dije y ahora lo repito: el black berry tiene que haber sido inventado por el diablo.

No hay comentarios: