lunes, 18 de octubre de 2010

MI IGLESIA CAMBIO



Todas las personas que me conocen saben que no soy asidua visitante de la casa de Dios, respeto sobremanera la iglesia, pero sólo suelo ir cuando me llega un momento de inspiración.

Ayer domingo, por una situación especial fui a la misa de las nueve de la mañana, a esa hora mi hija dirige el coro, toca y canta.El ambiente es muy natural y sencillo, como a mi me gustan las cosas.

Cuando la misa iba a empezar se fue la luz, ocasión que aprovechó el padre para invitar a los filigreses a mantener la calma, pues si hablaba sin micrófonos, se pondria ronco, según sus palabras.

Luego llegó la luz por unos instantes y el padre empezó a hablar con toda la frescura y naturalidad que le caracteriza…luego se volvió a ir la luz, entonces podríamos decir que reinició la misa a capella, o como dirían en mi barrio ¨a mano pela¨

La misa fue interactiva, vimos a un padre que hace chistes, que interactúa con la gente, que usa palabras ligeras, sin complicaciones, que todo el mundo se siente tan cómodo como si estuviera en su casa, repleta de gente joven que llena de vida el lugar.

Sintiéndome contagiada por el ambiente tan chulo, retrocedí en el tiempo y pensé..¿Que hubiera sido de la iglesia católica si se hubiera mantenido esa rigidez tan grande que habia en mis tiempos, donde para ir a la iglesia habia que cubrirse la cabeza con una mantilla?

No hay comentarios: