viernes, 22 de octubre de 2010

¿PERDIO EL MERENGUE SU NACIONALIDAD?





Siempre he presumido de que soy dominicana como el merengue, pues el que oye este ritmo tocado con la armonía y el sabor que nos caracteriza, debe por lo menos estar muerto para no sentir deseos de destornillarse bailando o más bien ¨defifarrarse¨ como decimos algunos aquí.

El merengue nos identifica, es como nuestra tarjeta de presentación, pero me gusta dar al ¨Cesar lo que es del Cesar y a Dios, lo que es de Dios¨ y siento que los hermanos merengueros boricuas nos están robando parte del sabor que nos caracteriza.

Me gustaría saber qué persona con sangre en las venas es capaz de quedarse tranquilo ante el derroche de talento y gracia de Olga Tañón, quién es capaz de dejar las manos bajitas cuando Joseph Fonseca repite:♪♪ Que levante la mano quien no lloró por amor, que levante la mano quien no lloró un adios♪♪…Y qué me dicen de Elvis Crespo, cuando sale a la pista cantando el merengue¨ la foto se me borró¨

Definitivamente tienen chispa, frescura y mucho atrevimiento. no importa que invadan un territorio que creíamos nuestro…el sol sale para todos.

No hay comentarios: