lunes, 11 de junio de 2012

OBSESION CINEFILA




Todas las personas que me conocen saben a la perfección que tengo una pasión casi enfermiza por el buen cine,debilidad que comparto con mi hijo Iván.

Estoy totalmente convencida de que tengo predilección por aquellas películas que me remueven emociones, que me dejan pensativa, preocupada y hasta deprimida, si luego de verla me siento igual, casi me atrevo a afirmar que la misma no llenó mis expectativas, esto difícilmente ocurre porque siempre procedemos a informarnos sobre lo que vamos a ver.

Por estas razones hoy estoy medio depre,luego de que este pasado domingo viera "MI NOMBRE ES KHAN",basada en la vida de un hombre que padecía el síndrome de Asperger, traté de verla desde el punto de vista de la profesional de la conducta, pero como siempre,tengo reacciones tardias y hoy no puedo explicarme como una película puede ser tan bella y tan triste...Tengo el corazón sensiblemente lastimado.

Les recomiendo a las personas a quienes les gusta el buen cine, especialmente a los psicólogos que traten de conseguirla, me lo agradecerán eternamente.

























































No hay comentarios: