miércoles, 29 de agosto de 2012

LA MUERTE LE SIENTA BIEN




 “Helen y Madeline se odian mutuamente. Madeline está casada con Ernest, que está teniendo una aventura con Helen. Ambas mujeres depositan su confianza en Ernest, quien es cirujano plástico, para mantener su jovial aspecto. Así que cuando Madeline encuentra una cura para el envejecimiento, Helen también lo hace. Pero no es hasta que ambas se vuelven inmortales cuando se dan cuenta de que su vida ya no será la misma”(Fuente Aullidos)
Hace unos días, en uno de los canales del cable, me encontré con esta película, la misma data del año 1992 y les confieso que me alegré tanto como la  primera vez que la vi.
Está protagonizada por Goldie Hawn, Bruce Willis(quien en ese entonces no era tan famoso),Isabella Rosellini y mi siempre favorita Meryll Streep.
La misma es una burla mortal a la vanidad femenina, a la frivolidad, a las cosas que un ser humano es capaz de sacrificar por lucir “joven”. Les juro que estas dos mujeres serian capaces de vender sus almas al diablo con tal de permanecer jóvenes.
Cuando vi  esta cinta por primera vez, jamás imagine que hoy sería una psicóloga en pleno ejercicio, razón por la cual ahora interpreto cosas que antes no podía.
Los mensajes son muy profundos porque la fórmula de eterna juventud de estas mujeres incluía el retiro de ellas, es decir el anonimato en un plazo acordado entre las partes.
Rosellini, quien para mi debía ser una representante del diablo aquí en la tierra y  poseedora de  la pócima mágica, era una mujer bellísima que tenía 71 años y parecía de 30 aproximadamente.
Helen y Madeline al ingerir la formula, perdieron años en cantidades industriales.
Que tenían de común esas mujeres, a mi juicio? Narcismo, y mucha soledad, ya que ninguna de las dos tuvo hasta el final de la película un hombre postrado a sus pies, dispuesto a dar la vida por ella, ni siquiera tuvieron descendientes, sólo vivían para contemplarse la belleza exterior.
Me encantó Ernest, ridiculizado y usado por ambas mujeres, pero un representante natural de los valores, a quien se le dio la oportunidad de tomar la pócima para alcanzar eterna juventud y se negó alegando ignorar qué ventajas tendría ser eterno y ver morir a todos tus seres queridos, siendo premiado mas adelante con alguien que lo valoró, mientras las dos mujeres, mediante su pacto de retoque mutuo se empataban los pedazos de piel que se les caían, hasta que finalmente  a ambas se les extravió el spray que les unía los pedazos de piel, se  cayeron y se desintegraron,  realmente eran dos muertas en vida…excelente a pesar del paso del tiempo.



No hay comentarios: