miércoles, 22 de agosto de 2012

PALO SI BOGA Y PALO SI NO BOGA



Las cosas que se ven por Villas Agrícolas, son insólitas…

Hay un marchante que se caracteriza por vender los víveres más grandes y hermosos que ojos humanos han visto.
Su vida se divide en dos etapas: antes y después de ser cristiano.
Cuando no era cristiano, desesperaba al barrio anunciando sus mercancías y para promocionarlas usaba palabras vulgares, por ej: Vengan a comprar la maldita yuca!, y usaba expresiones morbosas con las mujeres que le compraban.
Recuerdo que en una ocasión a una vecina que tuve, de una forma descarada y vulgar la invito a hacer el amor, ella que era una mujer de muchos principios, casi le da un infarto.
Ahora el hombre es cristiano y viene con el triciclo cargado de sus gigantes víveres, su voz se puede oír hasta  pasadas tres esquinas, se para en las intersecciones dando sus testimonios, dando muestra de su arrepentimiento, al tiempo que se expone a que un carro lo mate.
Oyéndolo testimoniar sobre su vida anterior me pregunto si es posible que todos esos pecados hayan sido perdonados por Dios, de todas formas el tipo desespera a la gente con su predica,  por momentos da la impresión de que cumple una penitencia, sigue importunando con su escándalo y como tiene la etiqueta de su vida pasada, muchas personas tienen miedo de acercársele, PALO SI BOGA…

No hay comentarios: