miércoles, 20 de enero de 2010

MI MEJOR HERMANO



De niña me enseñaron una frase que decía que el mejor hermano es el vecino más cercano. En muchas cosas he defendido a los haitianos, nunca los he discriminado y me duele sobremanera el dolor de ellos.

A lo que la mayoría de las personas les llaman mala suerte, los Psicólogos le llamamos profecía autocumplida. Este concepto se aplica, por ejemplo cuando a un niño empezamos a decirle que no sirve para nada, que no es inteligente, se puede tener la seguridad de que de grande así será.

Nunca hablaré de política, porque no es mi fuerte y porque tengo mis reservas en ese sentido, pero en el caso de Haití, siempre a los ojos de todos los países, este siempre ha sido considerado el peor del mundo, el de más mala suerte y parece que esta profecía, la madre naturaleza se ha encargado de que se cumpla.

En este momento se arma un boon internacional, llueven todas las aparentes ayudas, no quiero pecar de desconfiada, pero siempre pienso que no todas llegan a su destino como debe ser, ni se envía lo que el pueblo necesita. La gente como dice mi hijo se desborda reuniendo ropa, pero esto no es necesariamente la prioridad en estos momentos.

En este país tenemos la tendencia natural, lo aprendimos desde chiquitos, a menospreciar al haitiano, sentimos que nos roban, especialmente la fuente de empleo, pero meto mi cabeza debajo de una guillotina, si ese trabajo de calle que hace un haitiano, en especial las mujeres, a las cuales es normal verlas por nuestra ciudad con unas inmensas canastas cargadas de frutas en la cabeza, a pleno sol, lo realizaría una persona de este país.!lo dudo!

3 comentarios:

Saray Acosta dijo...

Me gustó su publicación.

José Gómez dijo...

Hay que ayudar a la gente...buen post!

Mayi dijo...

Hermanos todos!! el mundo es nuestro hogar :D