lunes, 11 de mayo de 2015

NO JUZGUEMOS


Algunas veces a los seres humanos no importa el nivel de educación que tengamos, nos encanta cuestionar el comportamiento de nuestros semejantes.

En días pasados unas personas amigas cuestionaban a una persona que estando en lecho de muerte mantenía una actitud que ante los ojos de los cristianos demostraba que nos se había arrepentido, es decir que no había aceptado a Dios en su vida…Y si esa persona entendía que no debía arrepentirse, era mala por eso?

Luego de oír como desafiaban a todos los teóricos del mundo me quedé preguntándome:

-¿Quiénes somos nosotros para juzgar la creencia de nadie?
-¿Nos hace más buenos creer en Dios?
-¿Qué sucede con las personas que no creen en Dios?

Pienso que la creencia en un ser supremo es individual, a nadie se le debe cuestionar porque no crea en lo que uno cree.
Pienso que el problema de la creencia o no se agudiza cuando alguien quiere imponer su religión al otro.
El fanatismo a veces es tan fuerte que menospreciamos a alguien porque no cree en Dios, opino que debemos creer lo que tenemos fe, a los demás debemos dejarle su espacio, es posible que Dios tenga un plan divino para esas personas…


No hay comentarios: