viernes, 29 de mayo de 2015

EL CEPILLO MILLONARIO




El primer vehículo que tuvimos en nuestra casa fue un Volkswagen (cepillo) color crema, pasamos todas las peripecias del mundo, hicimos nuestra maestría empujándolo pues cuando más contentos estábamos el mismo decidía apagarse.
A pesar de todo, para nosotros era más que un jaguar ya que representaba nuestro esfuerzo personal y siempre lo manteníamos nítido.

Como todo en la vida nuestro cepillo tiene su historia: Un día mi esposo cerró una transacción relativa a un arreglo de un caso laboral, hace muchos años cuando el dinero tenía más valor.

EL representaba a un grupo de trabajadores a los cuales se les iba a pagar sus prestaciones laborales. La empresa demandada pagó con un cheque.

Nos dirigimos a hacer el mismo efectivo ya que de esta forma era que se iba a realizar el pago, nos acompañó al banco una comisión de los trabajadores, pero ellos pensaban que el cheque se iba a depositar, en ningún momento se dieron cuenta de le forma en que se iba a realizar la operación.

Mi marido le solicitó al oficial de caja que le asignara un(a) cajero(a) que contara rápido debido a la cantidad de dinero y coincidencialmente le asignaron una joven alumna de él, la chica parecía una verdadera máquina de contar.

Fue así como luego de concluido el cambio del cheque nos vimos transportando en nuestro flamante cepillo nada más y nada menos que con UN MILLON DE PESOS EN EFECTIVO.

Eso sólo lo sabíamos mi marido, y yo que iba mentalmente rezándole al Divino Niño desde que recibimos el dinero hasta llegar a nuestro hogar, rogándole con el corazón en la mano que el carro no se quedara, al tiempo que trataba de memorizar sin conseguirlo el salmo 23, luego que me calmé recordé que no me lo sabía de memoria.

Dios oyó mis ruegos y pudimos llegar a nuestro destino y distribuir Lo que le correspondía a cada cual sin ningún inconveniente y agradecer no haber tenido ningún contratiempo. Les juro que al llegar a casa tuve que hacer ejercicios de respiración y tomar agua de azúcar con sal para calmar los nervios.


No hay comentarios: