lunes, 26 de abril de 2010

LA CONFIANZA



Mi flash memory como que se alocó, recogió todos los virus del universo, si le introducen informaciones sólo permite visualizarlas cuando a ella le da la gana, si no se imaginan lo que hice con ella, les digo que , la arrumbé en el fondo de una cartera y nunca más la he usado, voy a comprar otra.


El inodoro está dando problemas, se le está escapando el agua que con tanto esfuerzo es llenada poniéndole una bomba al tinaco. Generalmente tengo que cogerla de la llave de una vecina, porque en la mía sube cuando le da la gana, encima de esto tengo que darle propina a un vecino para que se quede cuidando hasta que se llene.

Después de analizar toda esta aventura, no le puedo permitir a este objeto que me complique la vida: le cerré la llave de paso, uso otro mecanismo para descargarlo y próximamente será desplazado por otro mejor y más bonito.

Las dos situaciones tienen como ingrediente en común que a ambas cosas les perdí la confianza, lo cual es algo que cuando sucede, ya sea en los seres humanos o en las cosas es mejor desplazar, sustituir...

Sólo debemos preferir las personas y las cosas en las cuales confiamos, entendiendo que esta es algo parecido a la muerte !LAS DOS SON IRREVERSIBLES!

No hay comentarios: