viernes, 9 de abril de 2010

SOLTAR, DEJAR IR



Uno de mis primeros planes al iniciar el 2010 fue ´´vaciar´´ mi equipaje emocional, sacando del mismo todos los sentimientos innecesarios, pues aunque no se puede medir su peso de manera física…realmente pesan...

Incluí en esa decisión defender a las personas ausentes cuando las están murmurando, limitar mis opiniones, no hacerme cargo de responsabilidades ajenas y aunque parezca tonto, llevarme más de mis presentimientos y de los mensajes de mi cuerpo, pues éste generalmente me da señales.

Cuando recién nació mi último nietecito, me estresé mucho, fue un día agotador, en el cual pase casi un día entero sentada en un sofá, mirando televisión y durmiendo, en lo que se daba el proceso de la cesárea de mi nuera ,ese estado de pasividad, realmente me mató, me saco de circulación.

Luego de finalizado todo, llegué a mi casa arrastrando los pies y mi cuerpo sólo pedía cama… y eso le di.

A partir de ese momento hice algunos cambios en mi agenda de vida, decidí tomar una semana de vacaciones de la caminata que hago todos los días en la mañana, de la maestría, gracias a Dios que de tres profesores faltaron dos, también cancelé los pacientes de esta semana y me dediqué entre otras cosas a tratar de soltar, dejar ir, hasta que empecé a sintir que mi cuerpo está volviendo a la normalidad, les recomiendo que cuando sientan que las energías están fallando, no duden ni un momento en hacer una revisión de cuales cosas se pueden restar, se sorprenderán de los resultados.

No hay comentarios: