viernes, 30 de abril de 2010

¡ QUE SUSTO!





Todos los asuntos relacionados con el cáncer de mamas me asustan mucho, cuando voy a hacerme un estudio que tiene que ver con esto, mi yo interno se acobarda y siempre siento un frio en mi corazón.

Esto se debe a que la desaparición de mi siempre recordada madre, tuvo su origen en esa zona del cuerpo.

El día 28/04/2010 tuve que hacerme una sonomamografía, para dar seguimiento a un quiste que me apareció en el seno derecho el pasado año. En aquel entonces el radiólogo al verlo me dijo que no era importante y me recomendó tomar dos medicamentos: Selenio y Zinc, ambos naturales.

Empecé a tomarlos, luego de investigar sus propiedades por el internet, sin la rigurosidad indicada, pero mi alegría fue infinita cuando al realizarme el nuevo estudio, no había ningún indicio de quiste, la zona estaba totalmente limpia.

Fui sincera con el médico y le confesé que no había seguido al pie de la letra sus instrucciones, comentándole lo tensa que había estado porque esto me tocaba muy de cerca, me recomendó que las tomara y que de vez en cuando hiciera pausa.

Aunque no soy fiel consumidora de los productos naturales, parecería que con estos se puede dar testimonio de su efectividad.

No hay comentarios: