martes, 22 de febrero de 2011

CUANDO LA TRISTEZA SE ESCRIBE BIUTIFUL



Mi hijo y yo decidimos ir al cine a ver la película del cineasta mexicano Alejandro González Iñarritu, cuyos trabajos hemos tenido la oportunidad de disfrutar en filmes tales como: Amores Perros,21 gramos y Babel. Esta producción de ahora se llama BIUTIFUL, protagonizada por el excelente actor Javier Bardem y nominada al premio Oscar.

En esta cinta Uxbal (Javier Bardem) protagoniza a un padre de dos niños a quien la desgracia persigue, ya que debe tenerlo a su cargo debido a que su ex esposa, según mis investigaciones padece de trastorno bipolar, y además de esto le gusta ingerir alcohol.

Conjuntamente con sus hijos, vive precariamente en un barrio de Barcelona, donde realiza negociaciones con la mafia china que explotan a los inmigrantes ilegales.

Descuidó su salud y por no acudir a tiempo al médico, un cáncer de próstata hace metástasis en su organismo, quedándole sólo pocos meses de vida, tiempo que debe aprovechar para dejar las cosas en orden.

El director presenta una Barcelona fea, ya que fijó su atención en los barrios que han sido más devastados por la miseria.

A mi juicio la película es excelente. Dentro de las escenas que me atraparon hay una que difícilmente salga de mi mente, y es aquella monstruosa y erótica discoteca donde el protagonista le confiesa a una chica que se está muriendo, la majestuosidad del momento hace que baje el nivel de stress que la cinta produce.

Durante todo el proceso se puede vivir paso a paso la enfermedad del paciente hasta llegar al momento final, pero sin llegar a desesperar.

Siempre he afirmado que para que una película sea excelente , debe remover emociones, no debemos salir del cine con el mismo estado de ánimo que teníamos antes de entrar…luego de ver esta obra de arte, me siento triste y pensativa, pero agradecida de la vida por poder ver semejante film.

No hay comentarios: