lunes, 11 de julio de 2011

A QUE NO ME ENCUENTRAS, ABUE…




Hace un tiempecito leí en un artículo que cayó en mis manos, lo importante que es jugar a las escondidas con los bebés.

Ahí se afirmaba que esto enseña a los niños a tener confianza y que es de gran importancia en su desarrollo, recomendaba esconderse y salir, actitud que le da al bebe la tranquilidad de sentir que los seres humanos vienen y van.

Entendí, si no leí mal, que es el adulto quien se le esconde al bebé, pero en mi caso, me declaro incompetente, observen la actitud de mi segundo nietecito, es él quien se me esconde y aparece y luego se muere de la risa… ahora resulta que son los enanos quienes se esconden de las abuelas.

No hay comentarios:

LO QUE EL COVID SE LLEVÓ

        El título me trae a la memoria una película viejísima, pero   a pesar de gustarme mucho el cine, esta vez, ese no es el tema. Ha...