jueves, 9 de octubre de 2008

LA LUDÓPATA DEL CALLEJON

Después de publicado el artículo del 07/10/2008 sobre la ludopatía, estoy segura de que casi todos conocemos o hemos conocido a lo largo de nuestra vida una persona con esas características.

En Villas Agrícolas, lugar donde vivo y donde me crié, conocí una mujer que le decían NATI. Ella tenía muchos hijos, casi siempre estaba parida y lactando; recuerdo que a veces la leche se le desparramaba y yo le tenía un gran asco.

Todo empezaba muy bien hasta que a una hora determinada de la tarde ella paralizaba todas las actividades porque tenía que jugar a las cartas, pero siempre por dinero; no importaba si llovía, si los hijos tenían hambre; si el más chiquito lloraba por leche, ella en pleno juego se sacaba un seno, pegaba al bebé y continuaba con su juego.

Siempre tenía problemas con el marido; finalmente lo perdió, pues ella era incapaz de atender actividad alguna una vez iniciaba el juego. Era una adicta, una LUDÓPATA.

A ella le agradezco una situación que me pasó con mi madre y que realmente marcó mi vida en lo que respecta a los juegos: mi madre se iba a trabajar lavando y planchando en casas de familia; para esto me dejaba en la casa de una tía suya llamada Matilde. Siempre me gustó estudiar, pero en el ambiente donde crecí se jugaba domino todos los días.

Todos las tardes, sin que mi madre lo supiera, yo me ponía a jugar con algunos familiares; cuando tenía aproximadamente nueve años ya era una profesional del domino y sabia jugar a las cartas.

Todo iba muy bien hasta que un día mi mamá salió temprano del trabajo, me encontró en plena tarea de juego, se paró con las dos manos en la cintura y me dijo: NO SABÍA QUE TÚ ESTABAS ESTUDIANDO PARA SER COMO NATI!!! Más vale que me hubiera golpeado… Obviamente sentí un nudo en el estómago, un bochorno tan grande que me olvidé para siempre de los juegos. Duré varios días que cada vez que pensaba en lo sucedido me ponía triste y aún siento timidez si tengo que entrar a un casino.

La ludopatía es una adicción igual que las drogas y para salir de ella la mayoría de las veces las personas necesitan ayuda profesional. TEN MUCHO CUIDADO SI EMPIEZAS UN JUEGO Y SIENTES QUE NO PUEDES PARAR.

No hay comentarios:

CUANDO LA MEMORIA NOS TRAICIONA

A todos en algún momento nuestra memoria nos ha jugado una mala pasada, y posiblemente una de la más difícil de enfrentar, es cuando ...