miércoles, 15 de octubre de 2008

SIN NOMBRE

Después de analizar la moraleja de LAS TRES REJAS, del 08/10/2008, preferí llamar así a este artículo, porque de lo que hablaremos hoy es de algo que realmente no debería tener nombre: EL CHISME. El chisme es como la carcoma, como el comején que va destruyendo de manera solapada la vida, el prestigio y generalmente la estabilidad emocional de las personas.

Tenemos que reconocer que de una forma u otra en algún momento nos hemos dejado envolver de él y en el plano laboral a veces incide hasta en las decisiones que toman los superiores.

El chismoso es mediocre, calculador, inseguro, la única forma en la que se puede hacer sentir es inventando mentiras.

En el fondo muchos chismosos son envidiosos, cobardes y se muestran muy asustados cuando después que te han contado el chisme se dan cuenta de que no vas a dejar la situación así.

Hay una típica persona chismosa a quien le encanta quitarte la tranquilidad contándote algo feo y contundente, que te mata, te quita el sosiego y la alegría y encima de esto te dice: GUÁRDAME EL SECRETO, ESO SÍ, SI SE SABE FUISTE TU QUE LO DIJISTE!!!

No debemos permitir que esta persona salga airosa después de haberse robado nuestra tranquilidad, funciona en la mayoría de los casos enfrentar a esta persona con la otra que según ella le contó. Verás lo emocionante que se pone la situación y ahí mismo muere el chisme. Algunas recomendaciones:

  • No digas nada a espaldas de otra persona que no seas capaz de sostener frente a frente.
  • Me ha dado mucho resultado que muchas personas están hablando mal de una en particular y yo simplemente digo que no tengo nada que decir, que esa persona ha sido muy buena conmigo.
  • Si dos o más personas están hablando de algo, no lo repitas más adelante, pues no sabes si antes de lo que oíste se dijo algo más o si de lo contrario falta más por agregar.
  • Si deseas contar algo, hazlo con responsabilidad y asumiendo las consecuencias.
  • Finalmente haz pasar el chisme por la prueba de las tres rejas.

No hay comentarios:

CUANDO LA MEMORIA NOS TRAICIONA

A todos en algún momento nuestra memoria nos ha jugado una mala pasada, y posiblemente una de la más difícil de enfrentar, es cuando ...