jueves, 20 de noviembre de 2008

LOS PAYASOS SIN MAQUILLAJE


Cuando hace unos días escribí sobre la historia de los payasos, recibí una felicitación de mi hijo donde además me decía, que hay muchos payasos en nuestro entorno que no usan maquillaje, pero sí saco y corbata y mucha palabra barata…

Me quedé pensando y llegué a la conclusión de que él tiene toda la razón: Ellos comparten con nosotros, y especialmente las personas que hemos tenido que trabajar en el sector público, hemos conocido muchos payasos sin maquillaje.

Los podemos ver detrás del incumbente de turno, después de ganar el partido por el cual hizo campaña, pero sucede que a veces no tienen capacidad para ningún puesto de importancia y lo único que le queda es hacer el ridículo apoyando todo lo que hace el jefe, riéndose de todos los chistes que éste hace, exigiendo que el personal que encontró haga el trabajo que le corresponde a él, y dispuesto a matarse con cualquiera por conservar el pequeño cargo que consiguió.

Hay una clase de payaso muy peligroso, al cual llamaremos ¨serrucha-puesto¨, que es aquel que a pesar de conocerte y de decir ser tu amigo, lucha desenfrenadamente por quitarte del puesto para cogerlo él, sin importarle los medios de que se valga.

Ahora bien , los payasos más menospreciados son aquellos que ocupan una posición en una empresa, cobran dinero y odian su empleo convirtiéndose en enemigos del lugar que les sirve de sustento, y aquellos que siempre están buscando la manera de sorprenderte en tu buena fe.

No hay comentarios:

ENSEÑAR A LOS NIÑOS A DESABURRIRSE

No es mi costumbre vivir en el pasado, siempre añorando y diciendo que antes era mejor, pero luego reflexiono y me   contradigo cuan...