miércoles, 12 de noviembre de 2008

TODO LO QUE BRILLA NO ES ORO

En mi querido país, Republica Dominicana es muy difícil para las personas de escaso nivel económico poder disfrutar del placer de ir a un Resort.

La primera vez que mi esposo y yo fuimos a uno así fue porque en mi lugar de trabajo en una fiesta navideña rifaron varios fines de semana y algunas personas agraciadas procedieron a venderlos, y tuvimos la oportunidad de visitar un lugar en Juan Dolio que para nosotros fue una experiencia inolvidable.

Luego de esto quedamos tan motivados que nos hicimos socios de un Club de Viajes, procediendo a ahorrar una cantidad mensual y una vez al año íbamos a un resort diferente, siempre en Juan Dolio, que eran los que nuestro ahorro anual nos permitía.

Siempre yo soñé con in a BAVARO, para mi esto seria lo máximo, en dos ocasiones se nos barajaron oportunidades de ir con todo gratis, no se como no me morí.

Después de muchas meditaciones y frustraciones decidí poner mi visita a este lugar en las manos de Dios y solté la situación.

En mayo 2008 se nos presentó una oferta que con muchos malabares económicos pudimos aceptar y fuimos al primer resort en el BAVARO de mis sueños, pero al llegar pensé: GRAN COSA… ,no vi. nada que me volviera loca como yo creía.

Ahora tuve la oportunidad de ir a otro y pensé igual, no se si el establecimiento tenia ideas ecológicas porque tuvimos la oportunidad de compartir con un Lagarto, cucarachas pequeñas, mosquitos y en lobby un concierto de moscas.

Realmente no encontré la diferencia que en mis fantasías existían y puedo afirmar QUE TODO LO QUE BRILLA NO ES ORO.

No hay comentarios:

CUANDO LA MEMORIA NOS TRAICIONA

A todos en algún momento nuestra memoria nos ha jugado una mala pasada, y posiblemente una de la más difícil de enfrentar, es cuando ...