viernes, 20 de noviembre de 2009

CONFUNDIDA EN EL TIEMPO



Siempre he tenido problemas con mi ubicación en el tiempo, suelo olvidarme a veces que he ojeado demasiadas páginas del calendario y suelo hacer cosas que no se corresponden con mi edad.

Ejemplo de estas son subir las escaleras corriendo, hacer un escándalo mayúsculo cuando me encuentro con alguien a quien hace mucho no veo, hacerle muecas a alguna persona que entiendo me habla disparates, reírme fuerte de manera incontenible de algunas cosas, ect..

Soy muy moderada con el uso del alcohol, pero algunas veces, como por ejemplo este sábado pasado, sentía una euforia que me hacia creer que yo era la reina del universo.

Tomo poca cerveza y además tiene que estar totalmente fría para que me caiga bien, entonces si yo lo sé, no entiendo porqué, si mi esposo me compra una botella y sabiendo yo que estaba caliente, me la tomo, sigo muy contenta,cantando como una loca, y encima me tomo otra.

¿Resultado? Al terminar la comida sentí como si me hubiera comido un banquete, totalmente agitada y con grandes deseos de vomitar, cosa que gracias a Dios sucedió, sacándome esto de circulación durante el resto del día. ¡LOS AÑOS TAMBIEN TIENEN EFECTOS SECUNDARIOS!

No hay comentarios: