lunes, 23 de noviembre de 2009

INCIDENCIAS DE UN SEMINARIO



Por mi mente cruzan muchas ideas producto de cosas que me pasan que tal vez me harían producir una cantidad inmensa de artículos, pero obviamente tengo mis limitaciones, porque a veces no puedo entrar en muchos detalles porque le daría pistas a muchas personas que saben mucho de mi vida y me leen diariamente.

Estuve en una actividad en días pasados (no diré el nombre, ni el lugar) donde varias personalidades tuvieron derecho a la palabra. Ya había pasado la hora del almuerzo, y cuando empezaba a caer en los brazos de Morfeo, es decir, me estaba durmiendo, de repente una profesional del Derecho tomo el micrófono y oí tantas palabras mal pronunciadas que les juro que el sueño desapareció:

- Nosotro.
- Ditrito.
- Contatar.
- Recibimo.
- Las unidade.
- Lo denunciantes.
- Vítima.
- Eperticia.
- Miniterio.
- Fin legales.

Me vi en la necesidad de excluir dos, porque son demasiado evidentes.

Ahora bien, donde se le puso la tapa al pomo fue cuando una jovencita, profesional en la misma área que la anterior, hizo una exposición que se perfilaba a todas luces como magistral; a continuación le hicieron una pregunta y ella contestó: “dondequiera que vayemos¨… Me quedé pasmada, esperando que rectificara.

Es increíble que se llegue a ser profesional con tantas deficiencias gramaticales.

No hay comentarios: