lunes, 29 de diciembre de 2008

NUNCA DIGAS QUE TE VAS A ALEGRAR

Somos seres humanos y como tales somos un paquete todo incluido con todas las diferentes emociones: amor, rencor, envidia, odio, etc. Positivas o no estamos programados para sentirlas; ahora bien depende de nosotros adoptarlas o desactivarlas.

No debemos decir nunca que nos vamos a alegrar cuando a una persona que nos ha hecho daño o que simplemente nos cae mal, le pase algo; generalmente si te llega la oportunidad de que eso pase, no lo disfrutas.

En mi época febril de estudiante de los diferentes liceos y de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, sentía un odio profundo hacia algunos personajes con ideas políticas diferentes a las mías, naturalmente era muy joven y la pasión me cegaba a tal extremo que llegue a decir que el dia de la muerte de alguno de estos personajes seria el día más feliz de mi vida, que encendería el radio, que me vestiría de fiesta, etc., etc., etc.

Trascurrió largo tiempo y sucedió lo inevitable: algunos murieron como siempre desee. Pero señores, la muerte nunca podemos planificarla; según es de cruel, así es de sorpresiva. Les confieso que llegado el momento, la pena me embargó, como debe ser...

Para poder alegrarnos de esos hechos tendríamos que ser seres humanos llenos de maldad y no debe ser así debemos estar formados para amar y respetar al prójimo y entender que porque seamos diferentes no tenemos que odiarnos.

1 comentario:

Unknown dijo...

Aunque somos seres humanos como dices y tenemos nuestros defectos, no podemos olvidar que la navidad es un buen momento para hacer las paces, para compartir, para perdonar, etc. Es mas te invitamos a que visites nuestra fabrica de juguetes a la pagina:
http://www.lafabricadejuguetes.com/ y hagas tu lista de regalos, nadie sabe si quedas encantada en esta preciosa navidad.

Te esperamos.

LO QUE EL COVID SE LLEVÓ

        El título me trae a la memoria una película viejísima, pero   a pesar de gustarme mucho el cine, esta vez, ese no es el tema. Ha...