miércoles, 3 de diciembre de 2008

VIACRUCIS PARA REALIZAR UN PAGO

Si tienen muchos años de vida o si sufren de algún problema de hipertensión arterial les recomiendo que nunca se les ocurra realizar un pago con tarjeta por teléfono a la compañía telefónica Codetel y Claro.

Les voy a narrar lo vivido por mí la tarde del día 02/11/2008, lo cual parece una parodia de la obra de García Márquez llamada CRONICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA.

4:30 pm- Marco el 809-220-1111, oigo una voz grabada que dice: ¨Feliz navidad y próspero año nuevo, gracias por llamar al Centro de Atención Telefónica Codetel y Claro….esta llamada está libre de cargos….menos mal, gracias a Dios que así es.

4:40 pm- Aún estoy como una neurótica dándole al cero, finalmente lo toma un representante, me pregunta si tengo la tarjeta registrada, le digo que sí, ya que una vez duramos la tarde entera para hacer ese proceso. El joven me dice que tratemos de hacer el pago automático los dos y ahí empezamos (yo como una niña de maternal) un proceso donde yo ejecutaba al pie de la letra lo que me pedía la computadora. Llegamos a un punto donde el joven vio que no se iba a poder, pues con un sólo teléfono teníamos más de 15 minutos y yo frenética le decía: SON TRES TELEFONOS.

El joven me dice que le suministre los números de los tres teléfonos, finalmente decide pasarme a otro departamento porque el sistema de este no le acepta el pago.

5:30 pm- Cuando me pasan donde otra representante tengo que iniciar el proceso como si fuera la primera vez, entonces se cae la llamada.

6:00 pm- Al borde de convulsionar inicié el proceso nueva vez, ya se imaginarán cómo actúa una dominicana harta en estas circunstancias.

6:30 pm- Luego de agarrar mi librito de oración del divino niño y encomendarme a él vino un joven con el cual inicié el proceso nueva vez, lo sugestioné diciéndole que tratara de no preguntarme muchas cosas, tomó los datos y permanecí mucho rato con los dedos cruzados en espera de que al momento de la aprobación no sucediera nada malo. Finalmente agotada, extenuada, exhausta, irritada pude realizar un pago, que pudo haberse logrado en cinco minutos.

Gracias a Dios al contarle esto a si hijo me dijo que le consiguiera las facturas que me va a crear un usuario para que pague por Internet.

Le sugiero a esta compañía que deje de promocionar el pago telefónico, pues realmente ese servicio solo existe en la imaginación de quienes lo crearon. ¡CUANTA DEFICIENCIA EN UNA SOLA COMPAÑÍA!

No hay comentarios:

LA PERSONA O EL PERSONAJE

A veces nos resulta difícil separar ambos términos, ocasionando esto que nos confundamos y nos caiga mal una persona determinada, debi...