martes, 8 de junio de 2010

ABLACION DE CLITORIS ( PARTE 1)



La ablación de clítoris o mutilación genital femenina es la eliminación de tejidos de cualquier parte de los genitales femeninos por razones culturales, religiosas o cualquier otra no médica

Orígen:

Es un ritual de iniciación realizado a las niñas de algunos países de África, Oriente Medio y otros. La costumbre es de procedencia incierta, aunque hay algunas versiones que afirman que comenzó en el antiguo Egipto y a partir de allí se extendió a África. Aunque se localiza sobre todo en la zona centro-africana, esta práctica no se limita al continente africano, pues se sabe que esta práctica también ocurre en varios países de Asia, América, Australia e incluso Europa. Es destacable que la aplicación de la ablación es más común hoy en día de lo que lo era en periodos anteriores.

Practicada en muchos casos como rito de iniciación a la edad adulta, actualmente este motivo está disminuyendo debido a la prohibición de su realización en muchos países. En algunos casos se recurre a tradiciones religiosas para argumentar en su favor, pero lo cierto es que este tipo de mutilación está prohibida en el Islam y en el cristianismo.

La pérdida casi total de sensibilidad es la principal consecuencia para las afectadas, con el añadido trauma psicológico. Hay mujeres que mueren desangradas o por infección en las semanas posteriores a la intervención, ya que se realiza casi siempre de manera rudimentaria, a cargo de curanderas o mujeres mayores, y con herramientas no muy ortodoxas como cristales, cuchillos o cuchillas de afeitar y nunca en centros sanitarios.

A la ablación se le conoce con distintos nombres:
-Infibulación y escisión, son expresiones comunes al procedimiento empleado para efectuar la mutilación.
-Mutilación genital femenina (MGF), que es la expresión oficial utilizada para referirse a esta práctica por la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Fuente Wikipedia

1 comentario:

Adri dijo...

No pude terminarlo de leer por el dolor que me genero. Doy gracias a el cielo por no haber nacido en una cultura asi.