martes, 22 de junio de 2010

ESPECTACULARES



No son dos monges, son Iván José y Enmanuel, ambos dueños de mi corazón.

No hay comentarios:

EL EGO

    Es una autovaloración exagerada de lo que somos. Como dicen en los barrios populares, quienes lo poseen, más que algo positivo, es una m...