lunes, 7 de junio de 2010

SI LOS MUERTOS PUDIERAN OIR…


SI LOS MUERTOS PUDIERAN OIR…

Si los muertos ya metidos en un ataúd,pudieran oír y sentir…estoy segura de que saldrían de su estado, estupefactos al darse cuenta de lo mentirosos que solemos ser los vivos.

Puedes pasarte la vida siendo un desgraciado, pero al irte para el otro barrio, desfilarán las personas diciendo lo bueno que eras, y aunque estén conscientes de que están diciendo mentiras, ellos mismos llegan a un punto que se las creen.

Lo grande del caso es que el muerto, rígido en su nueva casa,es incapaz de salir de ahí y romperle la cara a esa persona que en vida no quiso saber de él, y que ahora tiene un ataque de nervios, digno de una telenovela.

Una cosa que de poder darse cuenta, podría deprimir mucho a un muerto, es ver cómo sus hijos a veces lloran con un ojo, y con el otro están pendientes a descubrir dónde éste guardaba los chelitos, y haciendo cálculos de cuánto le va a tocar de lo heredado, claro que hay excepciones y en ocasiones todo lo que dicen del fallecido es verdad.

Líbrense algunas de las personas que lloren ante mi féretro de estar diciendo lo que no es, jamás digan que yo fui una santa, ya que eso no es verdad, evítenme lo insólito de tener que salir por los aires y decirles lo mentirosos que son! Odio las mentiras!

No hay comentarios: