viernes, 10 de abril de 2020

ELVIS, VULGARIDAD CRESPO

Elvis Crespo “diomediza” el merengue con disco


Es posible que a muchos seres humanos nos suceda que, reconociendo que un artista rompe, en ocasiones, con las normas que rigen la decencia y las buenas costumbres, muy a pesar de eso, nos gusta, aunque en nuestro interior sintamos vergüenza.

En mi caso, cuando empezó Omega, con sus grabaciones llenas de vulgaridades, yo lo detestaba, pero luego grabó un merengue electrónico que me volvió loca, entonces, aun reconociendo que detestaba su persona, esa producción me desestabilizó a tal extremo, que me olvidé de su fea voz, debido a que el arreglo musical resultó excelente.

La situación es diferente cuando un artista, cuyo show nos encanta, comete un error que nos afecta, nos hace perder los estribos y luego lo perdonamos, pero de pronto nos sorprende con una canción totalmente llena de vulgaridad, ante un escenario poblado de personas adultas, inclusive mayores, disfrutando unas letras tan explícitas, que tan solo imaginarme que yo estuviese en un concierto de él, acompañada de una persona muy joven, no sé qué hubiera pasado con mi pudor.

Esto me sucedió cuando vi un concierto donde Elvis Crespo, acompañado de unos jóvenes reguetoneros, cantó una bachata que se llama, “El tatuaje...” Ay Dios mío, ¡qué vergüenza!

Hasta ese momento sentía que me gustaría ir a un concierto de él, pero pensando lo incómodo que me resultaría si estuviera presente cuando cantara esa canción. Como admito que me gusta, me conformo con verlo por YouTube, obviando esa canción que agrede mis principios.

Me gustaría saber si él tiene hijas, y de ser así, si se atrevería a cantar esas letras delante de ellas… Realmente se pasó.

Autora: Epifania de la Cruz.
5-4-2020

No hay comentarios:

Yo también me confieso DOMINGO, 28 DE JUNIO DE 2020 11:01  POR EPIFANIA DE LA CRUZ Hace unos días, mi amigo-hermano, Danie...