jueves, 22 de julio de 2010

CUENTO DE LA NIÑA QUE SE CHUPABA EL DEDO


Este cuento me lo inventé porque voy a trabajar con una niña de cuatro años que se chupa el dedo, este técnica es de gran ayuda en terapia, se llama metáfora.

Había una vez una niñita muy hermosa llamada Alicia, vivía con su madre y durante todo el día se la pasaba chupándose su dedito.

La madre siempre le decía que ella sería más linda, cuando dejara a ese dedito tranquilo y siempre la estimulaba para que dejara de hacer eso.

Alicia no entendía y llegó a la edad de 4 años.Cuando estaba en la escuela, era en su curso la única niña que se mantenía con el dedo en la boca.

Todas sus amiguitas empezaron a cambiarle el nombre, formaban un coro y le decían ¨Alichupadeo¨, se burlaban y nadie quería jugar con ella.

Ella empezó a sentirse muy solita y triste. Un día en un rinconcito estaba apartada chupándose su dedito, de repente se miró el dedo y vio que éste se le estaba poniendo grande, pues de tanto chuparlo, perdió forma y se le puso un callo en forma de bolita.

Asustada llego a su casa llorando, al verla su madre se preocupó, pues se dio cuenta de que los dientecitos de arriba se le estaban echando hacia adelante y su mandíbula se le veía más grande que las demás niñas.

Alicia fue llevada al dentista, el cual examinó su boquita y le dijo que si ella seguía chupándose el dedo, además de ponérsele sus dientitos como una coneja, la mandíbula se le iba a poner tan fea, que iba a parecer un monstruo, pero que aún estaba a tiempo.

Asustada Alicia prometió nunca más chuparse los dedos y como cumplió su palabra recibió muchos regalos que la hicieron muy feliz…desde ese momento llego a tener otra vez a sus amiguitas y nunca mas le llamaron Alichupadeo.

Autora: Epifania de la cruz
21/07/2010

1 comentario:

Maria Martinez dijo...

Hola, hace mucho de esto, pero me gustaría saber si dio resultado