lunes, 5 de julio de 2010

LOS AÑOS DORADOS



Hace unos días leí gratamente una información sobre una ama de casa dominicana que a los 68 años, cumple su sueño de ser bachiller y aspira a los 72 haberse convertido en una profesional del derecho, eso está muy bien, ella forma parte de un grupo no muy grande de personas que hemos roto con cierta expresión un tanto irrespetuosa que reza: ¨loro viejo no aprende a hablar¨

Yo tenía 50 cuando estaba en pleno estudio de la psicología como segunda carrera y recuerdo que cuando iba a iniciarla, un mediocre jefe que tenia y que en paz descanse, cuando se enteró de mi decisión me dijo que los viejos no tenían que estudiar tanto.

Por un tiempo dejé de trabajar con él, pero papá Dios me dio la oportunidad de volver a ser su subalterna cuando ya me había graduado con notas sobresalientes. Bajo su mando hice un diplomado, un post grado y cuando se murió, ya estaba bastante avanzada en la maestría que estoy realizando.

Él solo ocupó una posición, yo pasé por tres, logrando finalmente salir de meter numeritos en un cuadrito como contadora a trabajar en una área donde tengo que tratar con mucha gente,logrando salir a flote gracias a mis estudios de psicología, se me tomó en cuenta por mi capacidad, no por filiación política como sucede en los puestos del gobierno.

Cuando me he visto muy arropada de trabajos en la maestría, siempre digo que no quiero que me hablen de más estudios y todo el que me conoce sabe que no es cierto, porque me gusta estudiar, la maestría se termina en diciembre y ya tengo en mente un proyecto a ejecutar dirigido a personas de tercera edad.

Sé de todo corazón que alejandrina Lantigua Pérez se pondrá su toga y birrete y que para ella la edad nunca será un obstáculo, pues ha demostrado que su espíritu de lucha es mayor que cualquier desafío !felicidades!

No hay comentarios: