miércoles, 15 de abril de 2009

HAY QUE OBSERVAR A LAS PERSONAS


Siempre he observado que las personas que tienen una inteligencia superior, a veces suelen ser bastante despistadas.

Conozco a alguien, que siendo dominicana es capaz de confundir el ñame con la yautía, siendo los dos, viveres de aquí y con diferencias notorias, estando acostumbrada a comer albóndigas, me pregunto un día que si estas se salcochaban.

Tiene todos los años del mundo residiendo en un sector y a veces llamo por su nombre a alguna persona que ella esta acostumbrada a ver y tengo que detallarle el árbol genealógico de la misma, para ver si ella se recuerda quien es, generalmente el intento es fallido.

En días pasados se murió por el barrio un chico que siempre, por las mañanas estaba en el frente de la casa de la persona de la cual hablamos y hasta la saludaba.

Cuando le comunique el suceso, a ver si ella sabía quien era, con mi cuerpo hice una parodia de un programa que se llamaba: Dígalo como pueda¨, donde una persona tenía que adivinar un personaje que a través de señales y muecas otro le escenificaba. Casi me convertí en un chimpancé.

Todo este esfuerzo fue inútil, ella no recordaba al muerto. Para colmo tenia dos candidatos en su mente y de una forma, que en vez de pena, lo que daba era risa me comunicó lo siguiente: ¨si te es posible, consígueme un recordatorio, ya que las dos personas que yo creía que eran el muerto, las acabo de ver, o sea que por eliminatoria, ninguna de esas es la persona que yo pensaba¨

Estoy totalmente segura de que los seres humanos somos diferentes y hay que aceptarlo así, pero debemos ser mas observadores con las personas que nos rodean, no esta demás saber como se llama el chico que nos trae los mandados, la persona que nos barre el frente, el delincuente del barrio al cual todos le temen.

Tendemos a veces a saludar y realmente no mirar a las personas, hagamos un esfuerzo por detenernos a mirar a quienes nos rodean, para que nos vaya a pasar lo que le paso a un señor, según un mail que me enviaron, el cual tenia varias horas de muerto en su escritorio y ninguno de sus compañeros se habían percatado de ello. Debemos estar mas alerta de lo que le acontece a las personas que nos rodean.

No hay comentarios: