jueves, 16 de abril de 2009

LA SERIEDAD ESTA EN DECADENCIA

Las personas que nos jactamos de ser serias , muchas veces damos la impresión de estar desfasadas, out y totalmente en decadencia.

La falta de seriedad se ha hecho muy popular en nuestro país, especialmente cuando nos vemos precisados a contratar los servicios de algún obrero. Son muy pocas las personas a las cuales se les puede dar dinero en calidad de abono, pues fácilmente se desaparecen y no los vuelves a ver mas never in the life, muchas veces se ponen de acuerdo con los vendedores de algunos materiales para alterar los presupuestos, realmente son, con muy raras excepciones ¨ladrones a domuicilio¨.

El comportamiento de esas personas ha logrado que perdamos la fe, nunca creo cuando me dicen que me van a resolver a una hora determinada, tengo que verlo para creerlo, te suelen decir por ejemplo en el caso de un electrodoméstico que el problema esta en una pieza determinada y cuando le reparas esa y sigue con el mismo problema, empiezan a teorizar, pues muchas veces realmente no saben lo que tienen.

Hace un tiempo se me daño un microondas, no quería arreglarlo, pero muchas veces es la situación económica personal, la que nos lleva a creer que las cosas deben durar mas de la cuenta. Nos cobraron mas de la mitad de lo que costaba comprar uno nuevo, fue tanta las rabietas que hice, que después de traer y llevar varias veces el efecto al lugar, venir con el mismo problema, faltarle hasta el respeto al dueño del negocio, controlar el deseo animal que tenia de tirarlo al piso y ser un hombre para irme a los puños con el señor, opté por regalarlo a una vecina y hacer un lío y comprar uno nuevo.

A partir de esta situación tome la firme decisión de que cuando un artículo tenga muchos años de uso y se dañe, yo procederé a venderlo o a regalarlo, pues eso me ahorrará dolores de cabeza y stress y hasta morirme de un paro cadíaco, evitando esto que ustedes pierdan la oportunidad de mantenerse atentos(as) de todo las vivencias que aparecen en este, su blog.

No hay comentarios:

SUERTE DE CHAPEADORAS

Definitivamente, solo hay que estar vivos para que nuestros oídos se mantengan ejercitados, aunque digamos que no vamos a prestar atenci...