martes, 23 de septiembre de 2008

APRENDA A DECIR QUE NO
Las personas que tenemos hijos, al observar su desarrollo nos damos cuenta de que una de las primeras palabras que dicen es NO.
Lo hacen con todo el cuerpecito. Ya de adultos sucede todo lo contrario: Queremos decir que sí a todo, comprometiéndonos muchas veces en proyectos que sabemos que no podemos cumplir.
Decir “no” es un arte, y las personas que no saben hacerlo son víctimas fáciles de otras que se aprovechan de esta condición, haciendo que se comprometan en cosas para las cuales no están preparadas, viéndose a veces envueltas en situaciones que las hacen lucir como charlatanas. Para estos casos existe una frase mágica: NO PUEDO.
Si eres de las personas que dice que sí a todo y luego te duele la cabeza al sentir que debiste decir no, he aquí algunos consejos:
Ø Cuando te pidan un favor que sabes que no puedes hacer, di inmediatamente que no puedes. No tienes que sentir cargos de conciencia por esto.
Ø No te involucres dando muchas explicaciones, pues pueden envolverte.
Ø Si sabes que no vas a poder, no digas: TRATARE, eso es fatal.
Ø No uses mentiras como pretexto para no hacer algo que no deseas; di que no puedes y punto.
Ø No te dejes chantajear por personas que conocen tu forma de ser y te manipulan.
Ø Y… si finalmente dijiste que sí dejándote envolver por una situación determinada, tan pronto lo reflexiones, busca la forma de comunicarte con la persona y dile que no, sin inventar ninguna excusa, apoyándote sólo en la verdad.

No hay comentarios:

SUERTE DE CHAPEADORAS

Definitivamente, solo hay que estar vivos para que nuestros oídos se mantengan ejercitados, aunque digamos que no vamos a prestar atenci...