martes, 16 de septiembre de 2008

LOS EFECTOS DE ALGUNOS COLORES SOBRE NUESTRO ORGANISMO

Diversos estudios han arrojado una relación bien directa entre los colores y nuestras reacciones. Es a partir del siglo XVIII cuando comienza a hablarse del tema.

Un color determinado puede hacernos sentir alegres, tristes, estresados o desanimados y hasta hacernos comprar un producto aunque no lo necesitemos.

Las personas que conocen el manejo de esto pueden lograr que un lugar parezca más amplio, estrecho, alegre, sombrío, caliente o frío, según el efecto que se desee producir.

Todos los colores tienen efectos psicológicos. A continuación hablaremos de las propiedades que les han sido atribuidas a algunos de ellos:

  • Rojo: además de estar vinculado con la pasión, aumenta la tensión muscular, activa la circulación, eleva la presión arterial e influye en nuestro estado de ánimo.
  • Anaranjado: sus efectos se parecen al rojo. Motiva al esparcimiento, a la vitalidad, a la diversión, al descanso y al movimiento, estimulando también el apetito.
  • Blanco: color que representa la paz, la pureza y da la sensación de limpieza, de claridad y de amplitud.
  • Negro: representa lo triste, lo sombrío, el dolor, la elegancia y el poder.

Es bueno agregar que mientras el color blanco agranda los espacios el negro tiene un efecto contrario, razón por la cual el primero no se recomienda a las personas en sobrepeso, mientras que el negro sí, porque da la sensación de que las personas tienen menos peso del que realmente tienen.

No hay comentarios:

EL PERFIL

No crean que   les voy a hablar del rostro, o de una nariz muy fina, no me voy a meter en ese tema, debido a que no todos tienen la di...