jueves, 18 de septiembre de 2008

¡FELIZ MENOPAUSIA!

Siempre he tenido sentimientos especiales por las cosas propias de la madre naturaleza; pienso que debe ser tan normal que te llegue la menstruación como que se te quite. Hace su entrada en una época donde estás productiva y lista para parir hijos al mundo, y se retira cuando tu organismo entiende que ya agotaste ese ciclo de vida y que debes ser más feliz sin ella.

Considero que si cuando somos más jóvenes nos preparáramos psicológicamente para este momento, nos libraríamos de muchas angustias.

No soy doctora en medicina para incursionar de manera profunda en este tema, pero debo aceptar que nunca entendí por qué aquellas viejitas andaban por el barrio con batitas y sin brassieres, presas de tan gran calor.

Pienso que debemos prepararnos mentalmente desde jóvenes para este evento; obviamente, si sientes que no puedes aguantar los calores, la sensación de cansancio, el estrés, la resequedad vaginal, los cambios sexuales, debes acudir a tu médico, que el te orientará.

Quiero compartir con ustedes, tal vez por mi actitud mental, que a mi corta edad (57 años) sólo recuerdo que mi última menstruación la tuve cuando mi admirada Shakira vino al país la penúltima vez. Esa es la única referencia que tengo, y eso mismo les digo a los médicos cuando suelen preguntarme (que se rompan la cabeza calculando ellos.)

Me siento estupendamente bien sin esa indeseable menstruación, además del gasto mensual que representa y lo inoportuna que es a veces.

Siento resequedad en la piel, lo cual resuelvo usando muchas cremas hidratantes.

No entiendo por qué algunas mujeres le dan tanta importancia. Si te pones a reflexionar, te pasaste más de la mitad de tu vida planificándote para tener relaciones sexuales sin embarazarte y cuando se retira la odiosa menstruación tienes la oportunidad de poder compartir mejor con tu pareja, sin ningún riesgo; de modo que disfruta esta etapa de tu vida, ya que es irrepetible y le puedes sacar mucho provecho.

No hay comentarios:

LA PERSONA O EL PERSONAJE

A veces nos resulta difícil separar ambos términos, ocasionando esto que nos confundamos y nos caiga mal una persona determinada, debi...