lunes, 19 de octubre de 2009

VILLAS AGRICOLAS’ THINGS



Los dominicanos somos fuera de serie, dondequiera que llegamos impregnamos el ambiente con nuestra espontaneidad y frescura; quizás por eso sobrellevamos sin mucho esfuerzo las vicisitudes del diario vivir.

Somos alegres, desinhibidos, auténticos y atrevidos a veces…

Lo siguiente es un diálogo que mis oídos tuvieron que oír, valga la redundancia, el pasado sábado, mientras compraba en un mini mercado de mi barrio La conversación se llevó a cabo entre una cliente, mujer de color negro, con un radio pequeño entre los senos y unos audífonos puestos, y el despachador del negocio.


Ella- ¡Llegó la única mujer con las tetas que cantan!
El- ¿Y…Ellas sólo hacen eso?
Ella-¡Hacen malabares, pero en la oscuridad!

A continuación ella pide una botella de ron blanco y como es costumbre en los bebedores dominicanos tirar al piso el primer trago para que supuestamente se lo beban las ánimas (muertos), justo cuando el joven abrió la botella y pensaba hacerlo, ella con toda la gracia del mundo, se puso la mano en la cintura, contorneó las caderas y le dijo: ¡No le eche el trago a las ánimas, que ellas están bebiendo antibióticos!

¡COSAS QUE SE VEN EN NUESTROS BARRIOS!

No hay comentarios: