martes, 20 de enero de 2009

HAY MUERTOS QUE VIVEN

Puede ser que el titulo de este artículo le resulte macabro o raro, pero estoy convencida de que eso es cierto.

Hay personas que cuando estaban vivas lo llenaban todo, iluminaban cualquier lugar donde llegaban, eran tan importantes en tu vida que al morir no puedes dejar de mencionarlas y a cada momento viene a tu mente una ocurrencia de esa persona que te hace sentir feliz o triste, nunca indiferente. ESE SER HUMANO NUNCA MUERE.

Para mi la verdadera muerte es la de los recuerdos, realmente mueres cuando dejan de pensarte y nombrarte, tus muertos viven cuando tienes un problema que resolver y te preguntas que haría esa persona en esa situación.

Debemos recordar que no seremos muertos recordados si no hemos sido vivos bien amados.
La musa inspiradora de estas letras es CHELA, mi madre, mi negra altiva y agresiva a quien a través del tiempo he aprendido a recordar sin tristeza, porque esta y ella eran enemigas.

Supo criarme independiente, aun siendo hija única. Sin ser psicóloga con su actitud hacia la vida siempre me mantuvo la autoestima alta. Era una trabajadora incansable que creía que los sueños se podían realizar aunque fuera gota a gota .Ella sentía mucho desprecio por las personas poco luchadoras.

De ella aprendí que siempre debes darle importancia a lo que haces. Aunque su trabajo era lavar, planchar y cocinar si era necesario, era tan profesional en lo que hacía que todo el mundo la respetaba. Chela nunca formará parte de mi pasado porque siempre está presente.

Una de las cosas que la inmortaliza para mí es el mensaje recibido con el ejemplo: luchar a morir en busca de lo que deseas y no dejar nunca que nadie te pisotee. Ella no ha muerto ni morirá nunca porque cada vez que hablo de personas grandes inicio la conversación con ella. CHELA ESTA VIVA.

1 comentario:

Conectora dijo...

No hay un dia que no recuerde a doña Chela, sé que ella nos ampara y ha disfrutado nuestros éxitos igual que nosotros.

EL PRESENTE…EL MEJOR DE LOS TIEMPOS

Cada vez que oigo a las personas que tienden a quejarse mucho, afirmando que los tiempos pasados fueron mejores, en mis adentros, si...