jueves, 22 de enero de 2009

NUESTRA BOCA DEBE TENER FRENOS

Cuando estudiaba Psicología tuve un profesor que decía que los seres humanos siempre vivimos ¨rezando¨ por dentro, como si tuviéramos un monólogo con nosotros mismos, si estamos realizando alguna labor es muy posible que internamente revivamos algo pasado, mentalmente lo dilucidemos y hasta ensayemos lo que le diremos a alguien que nos hizo sentir mal la próxima vez que lo veamos.

Esas son cosas que nos pasan a todos, hasta aquí no hay mayores problemas, estos vienen cuando todo lo que nos viene a la mente dejamos que salga automáticamente de nuestra boca, como cuando los carros pierden los frenos. Eso es peligroso.

Una vez tuve la oportunidad de ver una entrevista con Glora Trevi al salir de la cárcel y ella dijo que siempre tuvo tenido problemas porque no había sabido poner un filtro entre su cerebro y su lengua.

Es bueno que meditemos muy bien el alcance que puede tener a veces una sola palabra que salga de nuestra boca, pues ella puede salvar o hundir emocionalmente para toda la vida a otra persona, esto también debemos aplicarnos cuando nos enteramos de algo confidencial y los diablitos nos tientan a que lo comentemos con alguien mas.

Hay un viejo refrán que reza: ¨En boca callada , no entran moscas¨, piensa en el cuando el gusanito interno del chisme te quiera obligar a comentar cosas que realmente no son de tu competencia, cuando sientas que no tienes temas de conversación, por favor, permanece callado y te evitarás problemas.

Cuando abordo este tema, siempre me incluyo, porque aun todavía me cuesta mucho trabajo entender que la verdad hay que manejarla, pero lo sigo intentando y siento que lo estoy logrando. Solo creo en ella, porque es única y no se olvida, pero hay que tener mucha delicadeza para manejarla, pues no siempre las personas están preparadas para oírlas y aceptarlas.

15/01/2009

No hay comentarios:

Al revés

Tengo un excelente amigo, prácticamente un hermano, con quien comparto mis días y quien tiene a su cargo la responsabilidad de chequear lo q...