sábado, 3 de enero de 2009

PROPOSITO No. 1 DEL 29/12/2008

Siempre que inicia un año debemos trazarnos metas y el firme propósito de cambiar algunas cosas que sabemos que están mal, especialmente porque afectan a terceros.

Hoy me levanté con la firme decisión de modificar una costumbre muy negativa que tengo y que tal vez algunos de ustedes también y no se han dado cuenta.

Muchas veces nos predisponemos con alguna persona y cuando ésta se dirige a nosotros a solicitarnos algún favor, antes de oír la petición ya estamos irritados…Lo reconozco, tengo ese defecto y me prometí a mí misma que a partir de hoy voy a dedicar unos segundos a escuchar lo que me quieren decir, independientemente de que la persona me caiga mal.

La persona que te viene a pedir un favor no está obligada a saber que no es el momento adecuado, pues tal vez para eso tendría que vivir contigo. Prometo ejercitarme en el arte de escuchar.

No hay comentarios:

Al revés

Tengo un excelente amigo, prácticamente un hermano, con quien comparto mis días y quien tiene a su cargo la responsabilidad de chequear lo q...