viernes, 30 de enero de 2009

I JUST CALLED TO SAY I LOVE YOU

(Sólo llamé para decir que te amo)

Es posible que muchas de las personas que visitan este blog conozcan las letras de la canción que tiene como título este articulo. La canta un grandioso artista de los Estados Unidos, no vidente y de color negro llamado Stevie Wonder.

Realmente no podría cuantificar los lectores que la conocen, pero sí estoy plenamente segura de que muy pocas personas en su vida han tomado un teléfono y han llamado a alguien especial a quien quieren mucho y se lo han dicho, esperando tal vez que esa persona se muera para pasar el resto de su vida lamentándolo. Por favor, hazlo hoy y verás qué bien se siente.

No entiendo por qué somos tan tacaños en lo que a los sentimientos se refiere, por qué nos cuesta tanto abrazar, besar y manifestarle a las personas lo que sentimos por ellas; pero aunque parezca paradójico la mayoría de nosotros tampoco estamos preparados para recibir descargas afectivas. Generalmente cuando alguien viene a abrazarnos ponemos distancias porque entendemos que nos están invadiendo nuestro espacio.

Es bueno que tengamos conciencia de que aunque los hijos crezcan, la pareja envejezca y las personas por diferentes razones se alejen, las manifestaciones de cariño sincero y espontáneo siempre son bien recibidas, alivian el alma y hacen que las personas sean más receptivas.

A partir de ahora abraza y besa sin ningún motivo a tus seres queridos, la única razón para hacerlo es que los amas. Si viven lejos y acostumbran a llamarte, toma la iniciativa tú, compra una tarjeta de llamada y sorpréndelos diciéndoles todo el aprecio que sientes hacia ellos y que ha sido una bendición divina tenerlos en tu camino. 27/01/2009

No hay comentarios:

LO QUE EL COVID SE LLEVÓ

        El título me trae a la memoria una película viejísima, pero   a pesar de gustarme mucho el cine, esta vez, ese no es el tema. Ha...