martes, 22 de septiembre de 2009

EL VELATORIO



El pasado sábado fue el velatorio de un joven que residía en el barrio, no recuerdo haberlo conocido, pero a su madre si, una humilde mujer que trabaja al servicio del Ayuntamiento, del Distrito Nacional, barriendo las calles, y realmente nuestras relaciones son muy buenas.

En ese callejón donde ocurrió el hecho, casi todos los jóvenes están metidos en el consumo de drogas.

Como me enteré en la noche, preferí dejarlo para el otro día, en horas de la mañana. Todo el mundo decía que había muerto en un accidente de motor.

Tengo por norma, que cuando hay muertes relacionadas con delincuencia, independientemente del vínculo que tenga con los padres, no voy al velatorio, busco la forma de dar el pésame en cualquier otra ocasión, pero como suponía que esa no era la causa de la muerte, me apersoné al lugar de los hechos.

Entro a la súper humilde vivienda, en el fondo de un patio, donde la miseria es espantosa, doy las condolencias, me acerco al muerto para ver si lo conocía, al comprobar que no, me senté con la intención de compartir el triste momento con los dolientes.

De repente dos ¨hermanas¨ de la iglesia evangélica empiezan a orar, le piden a Dios resignación para la madre y demás familiares, un descanso eterno para el joven, y donde mis oídos se pararon como una antena, fue cuando ellas pidieron al altísimo que iluminara a la familia para que no tomaran venganza por el hecho.

Pienso yo: ¡VENGANZA! Y a continuación caí en un estado de pánico, y sin ningún disimulo, procedí a abandonar el lugar, al salir, empecé a indagar, algunos vecinos me evadían, otros dizque no sabían, pero finalmente investigue y supuestamente, apareció con un golpe contundente en la cabeza y ahorcado !SI VIVES EN BARRIOS MARGINADOS, NUNCA VAYAS A UN VELATORIO, SIN SABER CUAL FUE EL ORIGEN DE LA MUERTE!
21/09/2009

No hay comentarios:

Yo también me confieso DOMINGO, 28 DE JUNIO DE 2020 11:01  POR EPIFANIA DE LA CRUZ Hace unos días, mi amigo-hermano, Danie...