martes, 24 de marzo de 2009

TODAVIA QUEDAN PERSONAS SERIAS

Hace cierto tiempo mi hija iba saliendo del parqueo de la empresa donde trabaja, al tratar de salir de reversa chocó con un carro que estaba en el estacionamiento. Ella desconocía de quien era el vehículo.

La primera reacción de ella fue investigar en el edificio a quien pertenecía el mismo y luego de identificar a la propietaria le contó lo sucedido, resultó que la señora no estaba segura de si las huellas de choque que tenia el vehiculo pertenecían al golpe de mi hija o había sido producto de otro choque y procedió a no darle la menor importancia, después de esto, mi hija le dejó a ella sus datos para que la localizara en caso de cualquier problema.

Otra persona en el lugar de mi hija, al ver que nadie se había dado cuenta hubiera procedido a dejarlo así, pero la educación en valores que ella ha recibido sumada a su firme creencia en dios le impiden actuar de manera incorrecta.

Debemos tratar siempre de dar el frente a las situaciones por engorrosas que parezcan, pues a veces esto tiene su recompensa, en este caso la misma fue la actitud calmada y despreocupada de la afectada,!Muy bien por mi hija!

No hay comentarios:

CUANDO LA MEMORIA NOS TRAICIONA

A todos en algún momento nuestra memoria nos ha jugado una mala pasada, y posiblemente una de la más difícil de enfrentar, es cuando ...