viernes, 6 de febrero de 2009

ARNOLD...ARNOLDO EL MITOMANO

Una noche de estas tuve la oportunidad de ver por televisión una historia aparentemente cursi sobre la vida de un Joven llamado Arnoldo, de origen humilde, que al inicio de la trama se desempeñaba como vendedor de bienes raíces.

Andaba en un carro prestado por un amigo y compañero de trabajo y chocó con una joven de una posición económica súper elevada, hija de un próspero empresario conocido por toda la sociedad. La joven sufrió golpes leves. Ella realmente estaba muy angustiada mientras conducía porque acababa de encontrar a su novio con otra mujer.

Al recobrar el conocimiento en la casa del protagonista, ella se identificó y él se impresionó sobremanera al saber con quien estaba, lo primero que hizo fue cambiarse el nombre por el de Arnold, ella le preguntó que si era médico y el contestó afirmativamente, empezando aquí una cadena de mentiras que lo envolvieron hasta el final de la trama.

Resulta que la casa adonde el la llevó era una propiedad que la empresa para la cual éste trabajaba tenía en venta, haciéndole creer que era de su propiedad, siendo tan grande su mentira que llegó una persona interesada en la compra y él le dijo que la casa era de su propiedad y que había decidido no venderla.

Los jóvenes se enamoraron y a partir de lo contado el personaje se vió involucrado en una serie de mentiras consecutivas hasta que finalmente la situación se le puso muy difícil al descubrirse todo, pero como en los cuentos de hadas todo se resolvió satisfactoriamente para ambos, pues gracias a dios el joven se arrepintió y decidió empezar una nueva vida desde cero.

Estos casos son penosos, pues no son las personas quienes deciden actuar así, padecen de una enfermedad psicológica llamada MITOMANIA, esta tiende a presentarse principalmente en personas con muy baja autoestima que creen que recurriendo a la mentira su vida es más interesante y a la vez pueden ser mas populares.

Estas personas difícilmente puedan dejar de actuar así por su voluntad, pues realmente están enfermos y necesitan ayuda profesional para poder salir de su mundo de mentiras.
22/01/2009

No hay comentarios: