viernes, 27 de febrero de 2009

LAS PARADOJAS DE LA VIDA

Debería ser que los profesionales de la salud médica y mental no padecieramos aquellas enfermedades con las cuales trabajamos, de esta forma el urólogo no sufriría de la próstata, el cardiólogo del corazón, el ortopeda nunca sufriría una fractura, las ginecólogas no necesitarían papanicolaus, los abogados no se divorciaran y los psicólogos no tendríamos ningún problema que nos perturbara…. !que bonito, sería un paraíso en la tierra!

Como dicen algunas personas: sucede y viene a ser, que nosotros somos seres humanos, con alegrías , penas y tristezas igual que el resto de los mortales, sólo que al jugar el rol propio del oficio , no debemos dejar que esto trascienda si realmente somos verdaderos profesionales , cuando hablo de rol me refiero al papel que debe desempeñar cada ser humano en cada una de las actividades que desarrolla .Imagínense que alguien vaya a mi consultorio y cuando me cuente su problema yo me ponga a llorar….y entonces.

Aveces a los Psicólogos nos sucede que al recibir al paciente tenemos el corazón roto por alguna situación personal, pero de repente es como si nos metiéramos en un personaje, nos olvidamos de nuestro pesar y puedo asegurarles que durante estamos con ese paciente , el único que importa es él, cabe señalar que hay situaciones que pueden sacarnos de control, de ser así debemos postergar nuestro trabajo de ese día, poniendo otra cita en la cual podamos dar toda la calidad que el trabajo amerita y el paciente merece.

Tiendo a irritarme mucho cuando a nivel personal, ante mi reacción espontánea, como en realidad soy, lo primero que sale a relucir es que yo soy Psicóloga, si lo soy ¿y que?, esto no me hace inmune a las emociones, puedo llorar ,cantar, reír , puedo perder el control, lo que en ningún caso me perdonaría es dejar de ser yo, ni tener una conducta privada que se contradiga con mi vida pública, pues siempre he creido que debe haber coherencia entre lo que decimos y hacemos, y que debemos siempre predicar con el ejemplo.

No hay comentarios: