viernes, 27 de febrero de 2009

LA DEPENDENCIA TE PARALIZA

De niña me enseñaron que no debemos acostumbrarnos a que las otras personas resuelvan por nosotros, eso nos inutiliza, el cerebro se nos embota de no querer usarlo y hace que los demás tengan siempre el poder.

Aveces lo hacemos por haraganería. Recuerdo cuando inicié la publicación de artículos en este blog, cada vez que redactaba uno, procedía a enviárselo a mi hija, ya que ella tiene una excelente redacción.

Ella siempre me apoya, pero con sus labores habituales a veces se le dificultaba y se me juntaban varios, esto es porque reconozco tener algunos problemitas con los signos de puntuación, a veces pongo una coma donde debo poner un punto, pero si presto atención realmente no es tan grave como parece.

Un día me desesperé y decidí publicar por mi cuenta, desde que tomé esa decisión me siento más libre, más inteligente y mis artículos fluyen con más rapidez.

Es mi responsabilidad llenar las lagunas gramaticales que pudiera tener, pero mientras tanto estoy al acecho para cuando oferten algún curso que me pueda ayudar a perfeccionar mis conocimientos, mientras tanto esta humilde servidora acepta cualquier crítica que tienda a aumentar mi crecimiento.

No hay comentarios: