viernes, 27 de febrero de 2009

ESCOLIOSIS

Todo el mundo tiene la columna vertebral curvada. Se necesita un cierto grado de desviación para mantener el equilibrio, moverse y caminar correctamente. Pero tres de cada cien personas sufren una condición médica que hace que la columna vertebral se curve demasiado en el sentido equivocado. Esta condición médica se denomina escoliosis. El nombre proviene del griego "skoliosis", que significa "curvatura".
¿Qué es la escoliosis?

La escoliosis es una especie de misterio médico: nadie sabe la causa del tipo más común, la escoliosis idiopática. (Idiopático es un término médico que significa que se desconoce qué causó la condición o enfermedad). La condición médica puede ser hereditaria, así que una persona con escoliosis puede tener familiares que también la padezcan. Las chicas son mucho más propensas a desarrollar casos graves de desviación de columna que los chicos: las adolescentes mayores de 9 años tienen cinco veces más probabilidades de que les sea diagnosticada esta condición que los chicos de la misma edad.

Muchas veces, una persona con escoliosis desarrolla dicha condición desde la infancia. Pero puesto que la escoliosis puede desarrollarse muy lentamente, en la mayoría de los casos no se diagnostica hasta que la persona tiene entre 10 y 14 años. En la escoliosis, la columna vertebral está anormalmente curvada de lado a lado en forma de "S". Cuando la desviación se agrava, puede ser visible y causar malestar. Si la desviación se agrava mucho, puede incluso afectar a la respiración y a la función cardíaca de la persona y causar daños en las articulaciones de la columna vertebral y dolor en la edad adulta.
¿Cómo se diagnostica la escoliosis?

Algunos adolescentes presentan signos evidentes de escoliosis. A veces la desviación de la columna vertebral es obvia o se nota que un omóplato está más alto que el otro. Sin embargo, otras veces no está tan claro. Y puesto que la escoliosis no duele ni surge de repente, no siempre es fácil de diagnosticar.

Algunas escuelas de los Estados Unidos realizan pruebas para detectar la escoliosis. Pero un médico es quien realiza el diagnóstico más exacto. En los reconocimientos médicos periódicos, se revisa de forma rutinaria a los adolescentes para descartar la escoliosis.

¿Qué hacen los médicos?
Tras examinarte detenidamente, el médico decidirá si necesitas tratamiento. Si determina que la desviación no supone un problema, puede que no necesites tratamiento; tan solo reconocimientos médicos periódicos para asegurarse de que la desviación no ha aumentado. Si el médico quiere ver mejor tu columna vertebral, puede que pida rayos X. Si el reconocimiento o los rayos X muestran una desviación significativa, te mandará a un ortopedista.

Los ortopedistas, también conocidos como cirujanos ortopedistas, son médicos que han recibido formación especializada en la forma en que funciona y puede fallar el sistema esquelético. Son expertos en tomar decisiones sobre el tratamiento de condiciones médicas como la escoliosis. El ortopedista te examinará y analizará los rayos X de tu columna vertebral.

Puede que el ortopedista mencione el ángulo de Cobb. El ángulo de Cobb es una medida expresada en grados de la curvatura de la columna vertebral; el número de grados ayuda al médico a decidir qué tipo de tratamiento es necesario. Una desviación de 10 a 15 grados suele significar que no hay que hacer nada excepto llevar a cabo reconocimientos médicos periódicos hasta que la maduración puberal y el crecimiento hayan concluido (la curvatura de la columna vertebral no suele empeorar a partir de ese momento). Si la desviación es de 20 a 40 grados, el ortopedista recomendará, por lo general, el uso de un corsé ortopédico. Un ángulo Cobb de más de 40 ó 50 grados puede significar que es necesario operar.

Actualizado y revisado por: R. Jay Cummings, MD
Fecha de revisión: agosto de 2004
Originalmente revisado por: Steven Dowshen, MD y William G. Mackenzie, MD





Printer-friendly version
Email this article to a friend
Send email to us

No hay comentarios: